miércoles, 22 de mayo de 2013

Posturas en torno a la Destitución de Munguía Payes como ministro de Seguridad en El Salvador.


El nombramiento de directores de Seguridad Pública con formación militar (Munguía Payes y  Francisco Salinas) en El Salvador durante la gestión de Mauricio Funes se han generado diversas posturas:

La primera postura es de apoyo  y confianza a su labor, esta posición la tienen el Presidente Mauricio Funes  y los dos funcionarios elegidos, sin embargo, los argumentos que utilizan para justificarse carecen de fundamento jurídico y técnico. En el caso de Funes sus argumentos se basan en la “confianza” y en el “prestigio” que tienen las personas elegidas, y no tienen una fundamentación técnica ni jurídica. Por otro lado, Munguía Payes como actor político busca legitimar su posición de confianza a su gestión basado en los resultados que va obteniendo en materia de seguridad pública, en la cual los homicidios son menores  si se comparan con la gestión de otros directores de seguridad, sin embargo, tampoco tiene un sustento ni jurídico ni técnico que lo legitime. Otro aspecto a destacar, es que sus posturas de confianza en su gestión son coherentes en el tiempo, es decir, se mantienen firmes hacia las políticas de seguridad que promueven desde su nombramiento hasta la desvinculación con la dirección de las instituciones que presiden.

Una segunda postura es la de rechazo al nombramiento de Munguía Payes y Salinas, sus argumentos son basados son más basados en recursos racionales, técnicos y jurídicos, quienes mantienen esta posición son las organizaciones sociales Estudios Jurídicos de El Salvador (IEJES), Instituto Salvadoreño para la Democracia (ISD) y Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD), ellos  presentan el recurso  a la Corte Suprema de Justicia quienes legitiman su argumentación, la posición  de rechazo al nombramiento de los funcionarios y dicha postura es  sostenida en el tiempo, por lo que podemos decir que es  coherente.

Una tercera postura es la de los Partidos Políticos, tanto ARENA como el FMLN, se muestran en ocasiones  a favor y en contra otras veces en contra del nombramiento y del desempeño de Munguía Payes y Salinas como directores de instituciones de Seguridad, dependiendo de la coyuntura. Por ejemplo, el FMLN incluso tiene un comunicado en donde expresan abiertamente que el nombramiento de Munguía Payes y Salinas es en contra de lo establecido en los acuerdos de Paz, pero al darse la resolución de inconstitucionalidad parece que estuvieran a favor de la continuidad de los funcionarios. Caso similar es el de ARENA, donde Alfredo Cristiani, aseguró  que el nombramiento de David Munguía Payés, no contradice el contenido material ni el espíritu de los Acuerdos de Paz, pero luego de la resolución de la Corte Suprema de Justicia dejaron entrever  que los nuevos funcionarios  deben trabajar a favor de los ciudadanos y no de los delincuentes, ya que la “tregua” propiciada por los funcionarios no ha sido el mecanismo más adecuado, en ambos casos su postura no ha sido mantenida en el tiempo.

Una Cuarta postura es la de neutralidad o silencio, en donde actores importantes no se manifiestan de manera explícita acerca de la continuidad  o no de los funcionarios, pero que  se entiende que su postura resulta importante conocerla, los actores que mantienen esta postura sin el magistrado presidente de la Sala de lo constitucional y también  gobierno de Estados Unidos. 

Los actores tienen diversos motivos que fundamentan sus opiniones, escuchemos lo que dicen y nos diran quienes son.

No hay comentarios:

Publicar un comentario