sábado, 13 de agosto de 2011

La playa El Tunco, El Salvador

"El Tunco" es una playa una de las tantas que componen la ruta del sol en El Salvador, sobre las costas del Pacífico. Una caprichosa roca en forma de cerdo (llamada localmente "Tunco") es la que le da el nombre a esta playa. Aquí la arena es negra y la costa está llena de piedras. Ubicada en el departamento de La Libertad y se encuentra a unos 37 kms de San Salvador (a unos 30 minutos dependiendo del tráfico). La playa ofrece olas apropiadas para surfistas que la visitan de diferentes países. En este paraíso bohemio desfilan muchos nacionales y extranjeros listos para desafiar las olas en la playa, y entablar nuevas amistades.

Esta playa ofrece variada diversión, tanto para quienes buscan pasar un rato tranquilo, como aquellos más atrevidos que intentan disfrutar al máximo de este paraíso. Los fines semana se caracterizan porque en la playa cobran vida fiestas con música en vivo, batucadas, fogatas y espectáculos con malabaristas y por supuesto el estilo de vida del surf. Aquí se encuentran restaurantes, bares, hoteles, hostales, zonas para acampar. La desembocadura de un pequeño río está rodeada de chalets que ofrecen a bajo costo: bebida, alimentación, y diversos servicios turísticos, sobre todo para los surfers. La demanda ha permitido la proliferación de tiendas que venden toda clase de productos de playa y talleres donde se alquila, repara y se da mantenimiento a las tablas de surf.

Los lugareños que se dedicaban antes a la pesca o al comercio se las han ingeniado para adaptar sus negocios a la demanda de turistas internacionales, ya que algunos se quedan por semanas, haciendo vaivenes con las olas, aprendiendo todo lo que pueden de la cultura local, hablando español y jugando divertidos con los niños de la zona o incluso jugando un típico juego de fútbol playero "un mascon". 

Hay al menos 20 hoteles en esta playa entre económicos que van de los $25 hasta otros con precios que superan los $100 por noche. Por las noches de los fines de semana se ven muchos bares con música y otros puestos muy sencillos pero muy acogedores.

También funcionan numerosos restaurantes con ofertas de comida nacional y extranjera y tiendas que comercializan trajes de baño, artesanías y productos propios de la zona costera salvadoreña. Turistas que han hecho del Tunco su pequeño paraíso donde hacer surf es la regla, pero también se logra un buen bronceado, se disfruta de una hermosa playa y una exquisita comida. En cuanto a la gastronomía puede encontrar la típica comida de playa (ostras, conchas, pescado, camarones, etc), pero también puede encontrar pupusas (tome en cuenta que sí le cobran más de un dolar es caro), o la típica cena salvadoreña de plátanos, frijoles, crema (o queso) y tortillas.


Es normal ver a los extranjeros caminando y conviviendo con la gente que está en la playa "El tunco", incluso a veces son mejor recibidos que muchos nacionales como en el bar de Rocas, que es bonito pero cuya administración es quisquillosa y selectiva con los propios salvadoreños a la hora de entrar.

Si tu intención es ir a pasar un buen rato con tus amigos "El tunco" es un lugar acogedor para acampar, yo he dormido en la orilla de la playa esperando el amanecer rodeando una fogata y platicando con amigos y gente que uno encuentra ahí, uno lleva su comida y bebida comparte con los demás, para reir, hablar, amar, vivir y es fantástico.

Recomendaciones, cosas que puedes hacer en el  tunco:
-  Buscar y probar la fruta congelada, es una merienda saludable y exquisita para el tipo de clima (nunca está de más preguntar sí hay "mango en flor", que aunque no es congelado, su forma particular y sabor te llamará mucho la atención y es propia de la zona)
- Disfrutar un toque de música con bandas locales por la noche
- Comer el desayuno o cena típica salvadoreña
- Hablar o hacer amigos nuevos (con un local sí eres extranjero, y con un extranjero sí eres un local). Recomiendo que la plática sea al menos de media hora, y no solo un seco"hola, que tal".
- Probar la cerveza nacional, la pilsener
- Almorzar mariscos
- Tomar unas clases de surf.
- Comer una minuta, (es un típico raspado de hielo servido con endulzantes, que se prepara de una manera muy peculiar, generalmente acompañado con miel de tamarindo).
- Disfrutar del amanecer y el atardecer tomándose fotos con la piedra el tunco.
- Comer empiñadas, que es un postre típico de la costa salvadoreña
- Visitar playas aledañas: El Sunsal y El Zonte son playas muy cercanas que son muy recomendables
- Leer un buen libro a la orilla de la playa


No hay comentarios:

Publicar un comentario