martes, 10 de mayo de 2016

El problema que la fiscalía capture a Mijango y no al padre Colindres.



Raúl Mijango y Monseñor Colindres fueron de las caras más visibles de la tregua que redujo los homicidios en 2012 (incluidos también Mauricio Funes, Munguía Payes y Paolo Luers), cuando se comenzó a hablar de la tregua, era algo confuso y algunos lo veían como una buena idea incluso dentro de la Iglesia Católica.


Según el periódico - El Faro - la tregua se fraguó en el despacho de Munguía Payes con Mijango (que era su asesor y contaba con el aval de Funes), ellos después contactaron a varios sacerdotes de la alta jerarquía católica hasta que el padre Colindres aceptó participar como intermediario. En inicio se consiguió reducir los homicidios, sin embargo, la iniciativa terminó fracasando ya que la negociación nunca se hizo a la luz pública y muchos de los privilegios otorgados a los involucrados eran ilícitos e impopulares (porno fiestas, pollo campero, televisores plasmas, entre otros), al final incluso la tasa de homicidios volvió a subir.

Como resultado muy pocos avalan la tregua e incluso ya se han comenzado a hacer capturas y a llamar testigos para investigar el asunto más a fondo. Según el fiscal Douglas Melendez, la "tregua" no es delito, pero los son los ilícitos cometidos en ese contexto. 

Pero lo que llama la atención es que monseñor Fabio Colindres, no ha sido vinculado en investigación (dejaré de lado las acusaciones hacia Funes, Munguía Payes y Paolo Lüers ya que ellos sobra quien los señale). De ahí que surja la pregunta:

Sí Mijango y Colindres eran los únicos mediadores autorizados (según comunicados) ¿Por qué detienen a Mijango por la tregua de pandillas, y no a Monseñor Colindres?

Algunas posibles respuestas por lo cuál no llaman a Obispo Colindres
1) "No hay evidencia de que Colindres, Payes, Funes estuvieron involucrados en la tregua" (Usuarios en twitter).

2) Monseñor Escobar Alas: "Colindres colaboró en tregua por buena voluntad, como otros que pensaron era la solución y estuvieron a favor. Siempre estuvo en comunión con la Iglesia".

3) Fiscal General Douglas Melendez: "Monseñor Colindres fue comandado por una estructura religiosa; se separa de la tregua cuando intuyó irregularidades"  

4) Fabio Castillo Ex- coordinador del FMLN: "En la tregua, los pastores deben acercarse siempre a la oveja descarriada, lo digo por Fabio Colindres" 

5) "Colindres asegura no saber nada" (Usuarios en twitter)

6) Ex-diputado Oscar Mixco Sol: "Porque uno salva almas y el otro las destruye (Mijango)" 

Contrargumentación:
La Iglesia Católica fue directa o indirectamente parte de la Tregua, a través del obispo castrense Colindres. Mientras parecía factible no sólo Colindres sino que incluso el Nuncio apoyaron la tregua entre maras y el arzobispo no dijo ni refutó nada en su momento. Con Mijango estaba Luers y un tal Fabio Colindres. Segun cita -El Faro:

Colindres reconoce que durante el proceso de mediación llegó a dialogar con ellos “uno por uno”. “Conocí a sus familias. Fue una cosa muy personalizada”, dice.  Aseguró no recordar los nombres de los pandilleros con los que había conversado, se ríe diciendo que no miente, que lo que él tiene en la cabeza en realidad eran sus apodos pandilleriles y no sus nombres (...) Y ahora cuando se le pide que defina las sensaciones vinculadas al trabajo de mediación que ha realizado, habla de “soledad” y “rechazo”.

Muchas veces una pregunta simple se responde como argumentos supranaturales, (como es propio de una cosmovisión religiosa y esconden la respuesta verdadera del asunto). El problema de los argumentos emocionales, espirituales y de los olvidos convenientes es que disfrazan la verdad cuando las cosas van mal. Por tanto, el asumir la inocencia de un obispo de alta jerarquía no ayuda a la investigación, sino que impide y/o dificulta la búsqueda de la verdad (que dicho sea de paso es lo que la iglesia predica), de ahí que por lo menos llamar a Colindres (como testigo para que declare lo que sabe) parece razonable.  

En nada ayuda absolutizar a los religiosos y ubicarles en una posición de privilegio estableciendo juicios a priori. Nadie ha dicho que el obispo castrense compró plasmas u organizó las fiestas, pero es necesario investigarlo y/o que contribuya con la investigación como cualquier otro ciudadano. Por otro lado, tampoco se descarta que Mijango y Colindres fueron víctimas de los verdaderos cerebros de la operación, pero por eso como he repetido hay que investigarlo.

La presencia la Iglesia Católica (y las iglesias en general) sin duda inspira la confianza suficiente para mediar una negociación de paz, un pacto entre pandillas, hablar con empresarios y dar consuelo a la población en general llegando a llenar un vacío de credibilidad y legitimidad que no tiene ninguna otra institución. Sin embargo, esto trae como riesgo de absolutizar un sesgos que lleva a colocar a sus líderes por encima de cualquier otro ser humano, generando una concepción reduccionista de la realidad. Para este caso, evita enfrentar una investigación más seria acerca de los ilícitos durante la tregua.

En principio se negó que hubiera tregua, ahora se acepta pero se ha quedado huérfana de padres y seguidores. La idea del proceso debería de ser ahora identificar seriamente quiénes estuvieron involucrados incluyendo al obispo. El no hacerlo así continuar con la misma desconfianza que ha prevalecido a la hora de evaluar las instituciones públicas como la fiscalía. Las capturas tregua parecen escogidas con lupa y pinzas. Por tanto, la fiscalía más que esperanzas genera dudas. ¿Está montando un show para promocionarse?  Parece que buscan un chivo expiatorio, además, muchas de las acusaciones aunque impopulares puede que no sean delito y por tanto, puede hacer que el caso se les venga abajo como usualmente suele pasar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario